Dicen que nuestra coctelería no está a la altura de nuestra cocina. Tienen razón, pero poco a poco el panorama está cambiando, poco a poco nuestros bartenders están emulando a sus colegas, los cocineros, y cada día están creando nuevos y mejores cocteles.

Hay que admitirlo, así como durante mucho tiempo en la cocina no salíamos del cebiche y del lomo saltado, en la coctelería nos habíamos estancado en el pisco sour y en el chilcano. Y no es que no nos gusten estos platos y cocteles, sucede que, con la diversidad de nuestra despensa y todos los productos que, felizmente, nos llegan de fuera (rones, gines, mezcales, vodkas, whiskys, etcétera), se puede hacer mucho más.

Como sabemos, la revolución gastronómica se produjo hace más de una década, pero la coctelería no siguió sus pasos. Al inicio caminaron juntas —hay que destacar acá el trabajo conjunto de Gastón Acurio y Hans Hilburg, primero en Bohemia y, luego, en el antiguo Astrid & Gastón— pero pronto las distancias, con pocas excepciones, se hicieron cada vez más grandes.

El panorama empezó a cambiar hace un poco más de un lustro gracias a tres sucesos: la creación de Clase Maestra (un congreso de bartenders), la organización de la edición Perú del World Class (que nos sacó del pisco y retó la creatividad de nuestros cantineros) y la aparición de un grupo de jóvenes y entusiastas bartenders apasionados por los destilados y las mezclas (aquí destacan Aarón Díaz, Carlos Mondragón, David Romero, Luis Flores, Joel Chirinos y Franco Cabachi y Manuel Cigarróstegui, estos últimos creadores de Clase Maestra).

Los promotores de Clase Maestra.

COCTELERÍA CON CLASE

Hace seis años se realizó la primera edición de Clase Maestra, un entusiasta proyecto de Cabachi y Cigarróstegui, cuyo objetivo consistía (y consiste) en educar a los profesionales de la coctelería. Convocaron, durante un día, a expertos locales y extranjeros para dictar talleres y charlas magistrales y, a pesar de su éxito (80 fueron los asistentes, cifra importante para entonces), sintieron que debían y podían hacer más.

La segunda edición amplió su convocatoria: en 24 horas más de 100 profesionales del mundo de las bebidas compartieron experiencias y aprendieron de importantes bartenders de aquí y allá.

Pero el quiebre se produjo en su tercera edición. Cabachi y Cigarróstegui decidieron apostar más alto, muy, muy alto. Se contactaron con Simone Caporale y lo convencieron de venir al Perú para dictar una charla en Clase Maestra. ¿Quién es Simone Caporale? El Messi de la coctelería mundial. Durante el tiempo que Simone dirigió la barra de The Artesian, mítico bar inglés, fue elegido cuatro años seguidos como el ‘Mejor del Mundo’.

La negociación no fue fácil, pero Caporale accedió a visitarnos por dos razones: era la primera vez que lo convocaban de América Latina, quería conocer en persona el boom gastronómico peruano y deseaba explorar la magnífica despensa amazónica. Su presencia fue un éxito, por eso, los organizadores del evento decidieron convocarlo otra vez.

Para la versión 2017, Caporale llega junto con su compinche en The Artesian, el no menos talentoso barman croata Alex Kratena.

Cabachi nos dice que así como la presencia de estos cracks prestigia a Clase Maestra, estos también se prestigian, pues el Perú es aún un país al que muchos profesionales de la cocina y bebida quieren venir para aprender y conocer nuestra maravillosa despensa.

Desde entonces, Clase Maestra ha pasado de ser un evento de un solo día y bastante especializado a convertirse, sin perder su espíritu pedagógico, en un congreso coctelero más abierto (está dirigido a bartenders, mozos, sumilleres, gerentes de bar, gerentes de alimentos y bebidas, baristas, dueños de bares, gerentes de restaurantes, empresarios del rubro, sibaritas y aficionados a la coctelería), de seis días de duración, con más de 400 participantes (llegados de toda América Latina), invitados internacionales y con exposiciones, conferencias, degustaciones, fiestas y “networking” que lo han convertido, sin duda alguna, en uno de los más importantes eventos de su tipo en Sudamérica. “Nunca pensamos que crecería tanto y la trascendencia que tendría para el sector, tanto en Perú como en Sudamérica”, asegura Cabachi.

EL BRINDIS DEL 2017

Además de Caporale y Kratena, está confirmada la presencias de otros capos de las barras como David Ríos (barman español, ganador de la versión mundial del World Class en 2014) y Edir Malpartida (cantinero peruano que la rompe en el Dry Martini de Barcelona, uno de los mejores bares de la ciudad y de toda España), Antonio Lai (gran coctelero asiático instalado en Hong Kong) y el experto en ron Mario Navarro Pro. Se suman Mónica Berg, esposa de Kratena e influyente bartender, Daniel Lonsdale (Gin República, Bolivia) y varios más.

“Creemos que eventos como este profesionalizan a la coctelería a nivel internacional. Además, es una gran oportunidad de intercambio entre los bartenders, desde los jóvenes que empiezan hasta los más consagrados”, señala Manuel Cigarróstegui.

La fiesta se inicia este martes 8 y va hasta el domingo 13 de agosto. Sus sedes son Qincha Bar Resto Arte, BTH Hotel y JW Marriott Hotel Lima. Las entradas cuestan 220 y 260 soles (incluye un tour pisquero). Se venden solo a través de  www.joinnus.com.

Y sí, gracias a iniciativas como Clase Maestra es posible creer, en un futuro cercano, en una coctelería peruana a la altura de nuestra gastronomía

DATOS

Correo: info@clasemaestralatam.com

Facebook: ClaseMaestraPerú

Para el cronograma de las charlas y actividades visite clasemaestralatam.com

Lee también:

Simone Caporale: “Detrás de una barra hay mucho conocimiento, ciencia, cultura e historia”